Ya Basta: Todos a Exigir el Fin de la Ocupación Militar de la ONU en Haití. Solidaridad Mundial, 29 de Febrero 2012

Ya Basta: Todos a Exigir el Fin de la OcupaciónMilitar de la ONU en Haití (29 de Febrero, 2012)
Hay mil razones paraque las tropas de ocupación de la ONU en Haití (MINUSTAH) se vayan. No hay unasola razón legítima para que se queden. ¿Cuáles son los logros de la MINUSTAH?Repasemos los más notables de estos logros de manera breve pero franca:
  • Más de 10.000 muertes violentas relacionadasa violencia “paramilitar” o “humanitaria”;
  • Más de 6.000 muertes ocasionadas por laepidemia de cólera causada por los soldados de la MINUSTAH que utilizan losríos locales como alcantarillas;
  • Miles de violaciones (al menos 35.000 sóloentre 2004-2006, según el informe “Lancet”)
  • Más de 700.000 personas aún viviendo encarpas más de un año y medio después del terremoto;
  • 2 elecciones selectivas y fraudulentas conuna participación de las más bajas en toda la historia de ese país (apenas un22% en la última);
  • Reforzamiento del modelo maquiladoras defalso “desarrollo”;
  • Ha otorgado la seguridad necesaria para elretorno de los elementos nostálgicos de los “buenos viejos días” de ladictadura duvalierista; 

La MINUSTAH ha estadoen Haití desde 2004, supuestamente por razones humanitarias. Pero jamásdeberían haber ido allá. De cualquier modo, la lista de sus logros es realmentecuriosa para una intervención supuestamente “humanitaria”.

Desde luego, sabemos que no existe tal cosa como una intervención“humanitaria”. Las potencias solamente intervienen según sus intereses, no enbeneficio de las mayorías oprimidas y empobrecidas. Intervienen cuando venoportunidades comerciales, y no vacilan a la hora de aplastar (por razones“humanitarias”) cualquier forma de resistencia local en contra de sus elevadospropósitos. Hemos visto este patrón de conducta en repetidas ocasiones. Peropobre Haití… a nadie le han dado tan duro.

¿Por qué? Podemos remontarnos al nacimiento de la República de Haití en 1804,fruto de una rebelión de esclavos –la primera república negra en el mundo.Desde entonces, a los ojos de las potencias “civilizadas” de Occidente, ha sidouna república paria. De hecho, han hecho todo cuanto ha sido posible paraasegurarse que los haitianos sean para siempre una población oprimida yempobrecida: se les impuso deudas ilegítimas apenas se independizaron,sufrieron de bloqueos, embargos, ocupaciones militares e intervenciones, a lavez que se les impuso toda clase de dictadores según los intereses de tal ocual potencia: Francia primero, Alemania después, los EEUU hoy en día. ElOccidente “civilizado” ha demostrado la bestia salvaje que lleva adentro en sutrato salvaje hacia Haití.

Pero para realmente comprender lo que está pasando ahora, debemos remontarnos a1986, un momento crucial en la historia haitiana, durante el cualmovilizaciones de masas en todo el país derrocaron al infame dictador “BabyDoc” Duvalier, quien gozaba del pleno respaldo de los EEUU y de Francia. Queuna nación pequeña, tercermundista, empobrecida, en medio del Caribe hayapodido desafiar los planes de los amos de EEUU e intentar construir formas dedemocracia directa y radical fue algo intolerable para ellos. Desde entonces,la “comunidad internacional”, liderada por EEUU, ha hecho todo lo humanamenteposible para suprimir el movimiento popular que derrocó a la tiranía y que osóconstruir un Haití para sí mismo. Primero, impusieron nuevas dictaduras porparte de los militares; luego, en 1991, derrocaron al primer presidente elegidodemocráticamente en la historia haitiana, Aristide, después de escasos sietemeses en el poder; después, impusieron una nueva dictadura militar; luego, en1994, permitieron el retorno de Aristide con la condición de que implementaraun programa de profundas reformas neoliberales y que permaneciera en el podersolamente por unos cuantos meses; después, dejaron al país hundirse en unacrisis causada por la deuda externa ilegítima, mientras saqueaban al país consus corporaciones transnacionales; más adelante, cuando Aristide ganónuevamente las elecciones en 2000 y mostró señales de demasiada independencia ala vez que rechazaba la implementación plena de un programa de mayoresprivatizaciones que había sido decidido para Haití, el país fue víctima desanciones internacionales por acusaciones espurias de comportamiento“anti-democrático”, lo cual arruinó la economía.

Finalmente, en 2004, cuando todo esto fue insuficiente, y después de queAristide insultara el orgullo colonial de su antiguo amo francés al demandarque se devolviera a Haití el dinero pagado a Francia como una ilegítimacompensación por su derecho a la independencia (la cual se comenzó a pagar en1825 y solamente se concluyó su pago en 1948), la CIA entrenó y armó a unapandilla de matones neo-duvalieristas en la República Dominicana y patrocinó ungolpe militar que llevaron a efecto desde comienzos de Febrero de 2004. Luego,los EEUU enviaron tropas, secuestraron a Aristide a punta de fusil, lo subierona un avión y lo enviaron a la República de África Central. Brasil, que estabadispuesto a cualquier cosa para asegurar un puesto permanente en el Consejo deSeguridad de Naciones Unidas, tomó a su cargo la comandancia de la MINUSTAH,relevando así de las tareas de la ocupación a las tropas francesas,norteamericanas, canadienses y chilenas que desarrollaron esta labor durantealgunos meses, dando así un manto de “legitimidad” a la ocupación por parte dela mal llamada “comunidad internacional”.

Todo esto es bien conocido y está muy bien documentado –no es sencillamente unateoría conspirativa. Lo importante que es la MINUSTAH para los interesesimperialistas yanquis en Haití, fue revelado por un cable de 2008, delembajador de EEUU, dado a conocer por Wikileaks: “Si MINUSTAH abandona alpaís de manera prematura, dejaría al gobierno [haitiano]…vulnerable a… emergentes fuerzas políticas populistas y contrarias a laeconomía de mercado –revirtiendo el progreso que hemos hecho en estos últimosdos años”. La MINUSTAH “es una herramienta indispensable para larealización de los intereses políticos claves del gobierno de EEUU en Haití”.[1] 



¿Cuál es entonces el rol de la MINUSTAH? No es sencillamente una fuerza deocupación común y corriente. Es más que eso, es de hecho, la fuerza armada querespalda al régimen de facto, la dictadura impuesta a los haitianos con elgolpe de 2004 (la cual ha sido apenas disfrazada en ropajes democráticosmediante dos elecciones fraudulentas, llenas de irregularidades y que contaroncon una bajísima participación). El golpe en Haití fue bastante peculiar; yaque el ejército haitiano había sido disuelto por Aristide en 1995 (argumentandoque su rol histórico fue el de guardián de los privilegiados y por su tendenciaa los golpes de Estado), no podía desarrollarse un golpe militar clásico, asíque exoficiales del disuelto ejército se convirtieron en mercenarios de la CIA.Pero si bien podían realizar su golpe posando de “combatientes libertarios” almás puro estilo de la CONTRA, no podían hacerse cargo del país; entonces, lafuerza militar capaz de hacer esto fue facilitada por las tropas de “paz”internacionales, los cascos azules. Ellos han reprimido y atacado a los pobresa la vez que permiten que operen bandas paramilitares armadas por empresarios yoligarcas recalcitrantes. Esto no debería sorprendernos si consideramos que lastropas de esta misión de “paz” está compuesta casi exclusivamente por paísescuyos ejércitos están comprometidos en serios abusos en contra de los derechoshumanos, tales como Marruecos, Jordania, Uruguay, Brasil, Chile, Perú, SriLanka, etc. 

Es hora de poner término a esta farsa. El 29 de Febrero de 2012, será eloctavo aniversario del golpe. Serán ocho años desde que comenzó esta forma detutelaje imperialista. Será el octavo aniversario de la completa ruina delpueblo haitiano. Todos –organizaciones solidarias, medios alternativos, todos-deberíamos comenzar a agitar para que ese día sea una demostración de masivasolidaridad con el pueblo haitiano en su lucha por la liberación de la odiosabota militar de la MINUSTAH. Ahora el pueblo haitiano está exigiendo conmayor fuerza que nunca el término de la ocupación de Haití –después de laepidemia de cólera, de repetidos ataques contra las barriadas populares, deviolaciones sexuales sistemáticas como demostrado por el video de tropasuruguayas agrediendo sexualmente a un joven. Todos deberíamos unirnos paraapoyar su voz.

Habrá gente de buen corazón que crea, equívocamente, que el pueblo haitiano nodebería ser abandonado por la “comunidad internacional”. Pero pongamos lascosas claras: la mal llamada “comunidad internacional” hace mucho tiempo abandonóal pueblo haitiano, al menos desde el punto de vista meramente “humanitario”.Todo cuanto ha hecho el “Occidente civilizado” durante las últimas décadas esinfligir dolor a las masas haitianas, hambrearlas, humillarlas, robarles todocuanto pudieran robarle y dejarlas sin absolutamente nada. La mal llamada“comunidad internacional” no ha mostrado nunca signos de una genuinapreocupación por el pueblo haitiano, como lo demuestra la extraordinariamenteineficiente respuesta al trágico terremoto del pasado año, que solamente sirviópara que las agencias internacionales se llenaran los bolsillos con miles demillones de dólares que el pueblo haitiano jamás ha visto. Mientras que la ONUse ha negado a dar más que la mitad del dinero necesario para actividadeshumanitarias para este año (U$382.000.000 como fue el total solicitado)[2],mientras que solucionar el problema de quienes no tienen donde vivir despuésdel terremoto de 2010 costaría tan sólo U$200.000.000 [3], mientras que la ONUha sido incapaz de conseguir apenas U$100.000 para combatir la epidemia decólera que ha costado más de 6.000 vidas hasta ahora, la ONU gasta,aproximadamente, U$850.000.000 en esta costosa fuerza de ocupación militar quees una afrenta para el pueblo haitiano [4]. En lugar de aprovechar laoportunidad del terremoto para reconstruír un mejor Haití, como dijocínicamente Bill Clinton (probablemente el individuo en el mundo con más sangrehaitiana en sus manos), se otorgaron contratos multimillonarios a grandescompañías de EEUU sin ningún compromiso para que cumplieran con resultadosconcretos, quedando así cientos de miles de personas en la calle [5]. En lugarde aprovechar esa oportunidad para devolver al campo a los haitianos medianteuna largamente esperada reforma agraria cabal, decidieron pavimentar el caminopara las maquiladores como el medio para “desarrollar” a Haití.

Todo lo que ha hecho el “Occidente civilizado” es interferir en los asuntoshaitianos, imponer un régimen neoduvalierista en contra de la voluntad de la mayoríadel pueblo haitiano, destruir lo que quedaba del movimiento que en un lejano1986 soñó con un país diferente. Esta ocupación, al igual que la intervenciónconstante y la sucesión de regímenes terroristas patrocinados por los EEUUdesde 1986, está ideada para quebrar la voluntad popular, para convencer alpueblo de la futilidad de la resistencia y para convencerles de que elduvalierismo es el mejor modelo para Haití. Pero el pueblo haitiano sabrádemostrarles que están equivocados: toda su historia no es otra cosa que unalucha a contracorriente en contra de la servidumbre y este no es más que elúltimo capítulo en esta historia. 

La hora ha llegado para decir: ¡ya basta! Hay mil razones para que las tropasde ocupación de la ONU en Haití (MINUSTAH) se vayan. No hay una sola razónlegítima para que se queden. Comencemos a coordinar y a trabajar para que el 29de Febrero enviemos un mensaje claro a la comunidad internacional: el pueblohaitiano no está solo. 

Digamos fuerte y claro:
¡No más mentiras, no más MINUSTAH!
¡No más ocupación, no más MINUSTAH!
¡No más violaciones, no más MINUSTAH!
¡No más abusos, no más MINUSTAH!
¡No más asesinatos, no más MINUSTAH!
¡No más racismo, no más MINUSTAH!
¡No más colonialismo, no más MINUSTAH!
¡No más intervenciones, no más MINUSTAH!
¡Respeto para la dignidad y autodeterminación delpueblo haitiano!
¡Hay mil razones para que la MINUSTAH se vaya, nohay una sola para que se queden!

José Antonio Gutiérrez D.
Henry Boisrolin
Elsie Haas
Isabel Ledesma
Franck Seguy

7 de Octubre, 2011




Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s