¿Cómo puede Venezuela eludir el inevitable colapso del dólar?

¿Cómo puede Venezuela eludir el inevitable colapso del dólar?
Por: Jairo Larotta
Aporrea 
En este momento el dólar estadounidense es todavía la moneda de reserva del planeta por los acuerdos de Bretton-Woods de 1944, donde se establecieron las reglas para las relaciones comerciales y financieras para los países más industrializados del mundo. Para ese entonces se acordó que el dólar tenía un cambio de USD 35,00 por onza troy de oro. Sabemos que después este acuerdo de Bretton Woods quebró porque el dólar no podía seguir cumpliendo con su función de dinero patrón. Fue entonces cuando el presidente Nixon eliminó en 1971 el respaldo del oro al dólar, convirtiéndola en una moneda fiduciaria, garantizada solo por papeles.  Esta fue la primera gran quiebra financiera de los EEUU.  Desgraciadamente debido a la creación fraudulenta continuada de dólares a partir de deuda por parte de la Reserva Federal y los grandes bancos estadounidenses, el estatus del dólar como moneda de reserva mundial está ahora en gran peligro. Explicamos el proceso en el artículo: http://www.aporrea.org/internacionales/a177372.html

 

China que promueve el reemplazo del dólar, tiene todas las herramientas para llevarlo a cabo. El país ocupa el primer puesto en términos de comercio mundial. Además, es el mayor importador de petróleo del mundo. China, como la segunda economía mundial, tiene un enorme poder económico a nivel mundial en medio de la intensificación del papel del yuan.  El uso internacional del yuan aumenta ya que China abre sus mercados de capital. En los primeros nueve meses de este año 2013, alrededor del 17% del comercio internacional de China se efectuó en esta divisa, en comparación con menos del 1% en 2009, según Deutsche Bank AG.  Además, debido a toda una serie de recientes acuerdos internacionales de divisas, la influencia del dólar se debilita. Por ejemplo, China firmó recientemente un acuerdo de divisas con el Banco Central Europeo. La permuta financiera permitirá más comercio e inversión en euros y yuanes, sin tener que recurrir al dólar.

En los últimos años se ha firmado una serie de acuerdos similares entre varios países bypaseando al dólar estadounidense: China y Alemania, China y Rusia, China y Brasil, China y Australia, China y Japón,  India y Japón, Irán y Rusia, China y Chile, China y los Emiratos Árabes Unidos, China, Brasil, Rusia, India y Sudáfrica y recientemente entre China y Venezuela.

Por lo expresado anteriormente  la tendencia mundial de alejarse del dólar es lenta pero constante. En cualquier momento antes de 2018 algún detonante probablemente lo convierta en una estampida, y cuando eso suceda, la demanda de dólares y de deuda de EE.UU. se desvancerá y las tasas de interés se dispararán. En EEUU  la mayor parte de los grandes bancos (JPMorgan Chase, Citibank, Bank of América y Goldman Sachs) sus capitales se componen de derivados de las tasas de interés.  Estimamos que esos cuatro grandes bancos manejan aproximadamente unos 160 mil millones de dólares.  Por tanto un aumento enorme de  las tasas de interés sería absolutamente devastador para los bancos y provocaría una crisis financiera que convertiría la crisis de 2008 en un juego de niños.

No podemos dejar de mencionar que en la actualidad existe en los EEUU otra burbuja a punto de explotar con terribles consecuencias.  Me refiero a la burbuja plástica, que consiste en la gran deuda creciente de los estadounidenses al comprar con tarjetas de crédito que son simplemente ventas a futuro.  Esto ensombrece aún más la debilidad del dólar como divisa reserva mundial.
¿Qué podemos hacer en Venezuela para eludir los efectos del colapso del dólar?
La única manera de eludir las consecuencias del inevitable colapso del dólar es desligar el dólar en nuestro principal producto de exportación.  Esto significa que debemos vender nuestro petróleo en bolívares. Para ello es necesario que adoptemos el bolívar-divisa como nuestra moneda de comercio internacional.  El bolívar-divisa será una moneda NO FIDUCIARIA  porque estaría respaldada por un commodity (mercancía) auténtica: el oro negro o sea nuestro petróleo. La diferencia de respaldar al bolívar con el petróleo como patrón monetario es su solidez frente a otras divisas como el dólar que están respaldadas por papeles que cada día valen menos.  Esta condición haría que nuestro bolívar-divisa sea sólido y estable.
Por tanto al vender petróleo y bolívares-divisa fomentamos canjearlos por otras divisas de acuerdo al valor de flotación del bolívar frente a ellas, como lo hemos propuesto y explicado en:
¿Cómo sería el proceso paulatino de desligar del dólar en nuestra economía?
Hemos tenido una relación de dependencia del dólar desde hace 100 años, desde el amanecer a las exportaciones de crudo venezolano en la segunda década del siglo XX.  Hoy la crisis financiera internacional basada en la debilidad del dólar, obliga a considerar la necesidad de desligarnos del dólar como reserva internacional de nuestro país.
Es importante indicar que desligarnos del dólar no significa eliminar el comercio con esa divisa.  Desligarnos del dólar significa que nuestro bolívar-divisa flota libremente frente al dólar, frente al euro, frente al yuan, frente al sucre.  Por tanto no existirá un cambio fijo bolívar-dólar sino dependerá del valor de nuestro barril de petróleo en cada una de esas divisas y de acuerdo a las ventas diarias de crudo por parte de PDVSA.  Para llegar a esa condición hemos propuesto: -Realizar Mini revaluaciones diarias durante un año, hasta alcanzar la paridad del bolívar con el dólar.
– Después de tener la paridad bolívar dólar, proceder por decreto la instauración del bolívar-divisa con paridad naciente igual al dólar estadounidense y luego la flotación libre frente a otras divisas como lo explicamos en los artículos anteriores. – Establecimiento del precio de nuestro petróleo como marcador, compitiendo con otros marcadores mundiales West Texas, Mar del Norte y OPEP.  – Controlar la fuga de divisas de nuestro país a través del recién creado Centro Nacional de Comercio Exterior.
Con el bolívar-divisa el ahorro del país incrementaría mes a mes por el ingreso de la divisa bolívar de acuerdo al volumen cada día mayor de nuestras exportaciones petroleras. Tenemos un excelente ejemplo como lo ha hecho Noruega, país petrolero con su crudo marcador del Mar del Norte, que ha acumulado ahorros por casi un millón de millones de dólares.
Ante la crisis mundial del dólar de entrar en default y amenaza de eventual confiscación de capitales de venezolanos en el exterior, podría ocurrir una repatriación masiva de capitales en búsqueda de seguridad y de mejores tasas de interés en nuestro país, comparando con las tasas bajas o nulas que devengan esos capitales en el exterior. 

Como siempre aspiramos que nuestras autoridades financieras y monetarias enfoquen el futuro de Venezuela  con independencia del dólar, para garantizar nuestra soberanía y estabilidad financiera en el concierto del comercio regional y mundial.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s